sábado, 25 de agosto de 2012

Karel García y Carlos Lage - 1999 - Souvenires de futuro

Karel García y Carlos Lage - 1999 - Souvenires de futuro


KAREL GARCÍA Y CARLOS LAGE
Souvenires del futuro
Joaquín Borges-Triana • La Habana

Para el gran público cubano consumidor de música, poco o nada le dicen los nombres de Karel García y Carlos Lage, pese a que ambos llevan ya más de 15 años en el bregar artístico. Incluso, para que se tenga una idea del valor que posee este par de hacedores de canciones, me atrevo a calificarlos como dos de los creadores que con mayor celeridad maduraron dentro de su promoción de trovadores. Llamo la atención a dicho último término porque cuando Karel y Carlos se dan a conocer existía una polémica entre los defensores y los detractores de la denominación. Con el propósito de diferenciarse de sus compañeros de generación, en lo fundamental el grupo vinculado a la hoy célebre peña de 13 y 8, la mayoría de los cuales no se identificaba con el concepto de trovador por considerar que el mismo limita a una determinada forma de expresión y que implica un enfoque reduccionista en los intereses a abarcar por personas que se sienten músicos en toda la extensión de la palabra, en otro grupo de creadores y que fue una suerte de segunda promoción en la propia generación de los 90 (dado a conocer en un primer momento bajo el apelativo de “cantores de la rosa y de la espina”) se retoma el concepto de trovador y además se percibe que musicalmente la herencia del legado de lo que fuera la Nueva Trova y en particular de su primera generación está mucho más presente.

En el caso de García y de Lage, por sus particulares inquietudes, no se limitaron a la idea de ser clones de Vicente (el guía, tutor o padre espiritual del dueto y de otros nombres de la promoción), Silvio y Pablo sino que con profunda avidez consumieron cuanta buena propuesta musical apareciera y que sirviese para enriquecer el estilo composicional e interpretativo del proyecto emprendido por ambos, en el presente ya desactivado. Por tal razón, se nutren por igual de la música cubana de carácter más tradicional como de lo que se conoce como el neoflamenco, lo cual no significa que en sus temas no se perciba la sana y vivificante influencia de los fundadores de la Nueva Trova. A raíz de las festividades que se dieron en Ciudad de La Habana a propósito de la celebración del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en agosto de 1997, quienes asistimos al concierto de nueva canción llevado a cabo en el Teatro Nacional durante los días de aquel evento y disfrutamos de la breve pero sustanciosa intervención de Karel y Carlos, comprobamos que para entonces estaban aptos para empeños mayores.

Sin embargo, lamentablemente, a no ser en la Asociación Hermanos Saíz, no hubo oídos receptivos en las instituciones encargadas de canalizar el hermoso trabajo que el dúo desarrollaba. La única oportunidad que se les brindó fue ser incluidos en la Antología de la Nueva Trova, editada por la EGREM. En el cuarto volumen del compilatorio aparecen las piezas “Filosofando”, original de Lage, y “Mi filosofía”, de García. Ambos cortes ejemplifican a la perfección las particularidades artísticas que signaron al dueto durante su existencia, es decir, un llamativo trabajo en el montaje de voces, un excelente acompañamiento guitarrístico, con pasajes en los que se ejecutan solos que se distinguen por la limpieza de la digitación, todo lo cual funciona como magnífico soporte para entregarnos inquietantes textos que nos obligan a meditar.

Tras radicarse los dos creadores en Barcelona, España, la disquera Columna Música, un sello que en lo fundamental promociona a cantautores, sacó al mercado el que constituyó el debut y único trabajo fonográfico del dueto de Karel y Carlos. Titulado Souvenires del futuro, este álbum reflejó en su momento que el tiempo no había pasado por gusto en los dos trovadores. Creo que a todo el que le gusten las canciones hechas desde y para la guitarra se sentirá regocijado con un material como el presentado por la discográfica española. El CD contiene 12 cortes, distribuidos equitativamente entre la obra de uno como del otro integrante del dúo. Entre los principales aciertos de la grabación está la eficacia de los arreglos, concebidos desde un enfoque el cual da prioridad a la defensa por sí mismas de las canciones. Por ello, hay un mínimo empleo de recursos y el énfasis se coloca en el montaje de voces, el trabajo guitarrístico y la utilización de algunos elementos percutivos, que entran y salen a manera de complemento.

En la obra aquí recogida de Karel y Carlos se nota que, junto a las raíces del más puro sabor trovadoresco, también están los ecos de otros modos de asumir el arte sonoro. El hecho de estar viviendo en un contexto multicultural como el de la vieja Europa incide en la creación que ellos llevan a cabo, por más que pretendan permanecer aferrados a las raíces que les dieron vida y razón de ser como artistas. ¿Mis favoritas entre tanta buena canción? No sé qué decir. Tal vez “Procurando curar”, de Lage, o a lo mejor “Mi filosofía”, de García.

Aunque el período de colaboración entre Karel y Carlos concluyó y en la actualidad ambos desarrollan sus trabajos de forma independiente (García ya tiene editado su primer disco como solista y Lage está involucrado en la grabación del suyo), lo cierto es que Souvenires del futuro resulta un disco importante en la historia de la trova cubana y todo el que desee conocer una particular arista de esta forma creativa, debería escuchar el fonograma que hoy aquí he reseñado.

Temas

02. Procurando curar [La balada del hipopótamo]
03. El sabio Manuel
04. Osadías de lo ingenuo
05. Souvenires de futuro
06. En la floresta
07. Para hablarles de ella
08. Adjetivos de mujer
09. Mi filosofía
10. María Teresa
11. Desnudez (con Luis Lorite)
12. Tarado

DESCARGAR • Mediafire

2 comentarios:

Juan Francisco Polanco Estrada dijo...

como puedo bajar la musica el enlace no aparece activo

Garabito dijo...

http://vamostiquicia.blogspot.com/2014/05/primer-paso.html