sábado, 16 de mayo de 2015

Eric Méndez - 2009 - De vuelta a la guitarra

Eric Méndez - 2009 - De vuelta a la guitarra


Concierto De vuelta a la guitarra con el trovador Eric Méndez. Invitados Lilliana Héctor (voces), Ariel Díaz (guitarras), Glenda López (flauta y voces) y Yandi Fragela (percusión). Sábado 27 de octubre del 2007. Obra plástica de Digna de Ávila.

Eric Méndez

Concierto De vuelta a la guitarra


Descubrir a Eric Méndez entre la algarabía de esta ciudad fue una verdadera suerte. Sentarme a escuchar entre descarga y descarga sus canciones de extraña peculiaridad me hizo ir desentrañando una madeja de ideas de indiscutible valor espiritual.

Eric es un trovador que lleva a cuestas su vida con auténtica sinceridad, despojado de esas posturas pseudo-intelectuales y elitistas que suelen acompañar a algunos como un sello que, al final, ha sido rechazado masivamente por el público del que luego nos quejamos diciendo que no escucha la Trova.

Con una influencia formidable del Funky más acústico, el Jazz, el Gospel y el Rythm n' Blues, este compositor nos trae una negritud diferente al mestizaje nacional, más cercano a lo afro-cubano y al solar.

Eric no teme emprender el reto de lo universal, para eso cuenta con una guitarra tocada como pocos, certera, rítmica y una voz que empastaría hasta con el rechinar de una puerta.

No se necesita demasiada atención para reparar en la profunda carga de religiosidad de sus textos. Su relación singular con un dios terrenal y cotidiano. Tema que no siempre ha sido llevado a la canción de manera tan diáfana y poética al mismo tiempo. De la mano de esta fe humanista nos devuelve un entorno preocupante, complejo pero esperanzador. Este enfoque le ha traído no pocas críticas y cierto rechazo superficial. La pregunta que hago es: ¿Por qué cantar desde esta óptica cristiana resulta banal para algunos y, sin embargo, cuando ponemos algún canto afro-cubano en una canción es aceptado inmediatamente? Desde una visión esnobista esto último tiene más “swing”. En todo caso su postura es auténtica y universal.

No recuerdo trovador de imagen más sencilla, mezcla de juglar y transeúnte común. Actitud chaplinesca y una solidaridad que lo ha llevado a invitar siempre a algún perfecto desconocido a sus presentaciones: instrumentistas, trovadores, poetas y pintores en una suerte de corte de los milagros que le agradecemos. Una especie de grito de “¡Miren, hay otros también!”

Con un impresionante rastro de más de veinte conciertos (no recuerdo haber hecho yo ni la mitad de eso), la mayoría de las veces acompañado de músicos que le han dado a su obra no poca fuerza y complejidad, se nos presenta esta tarde más cercano, en armonía con la guitarra y el patio que lo reclama hace no sé qué tiempo ya. Hecho que denota la importancia que para él tiene estar aquí.

Hoy compartiré con él sus canciones, un reto bastante grande para mi cuestionable destreza guitarrística. Acepté porque el mundo de Eric Méndez es una alternativa al mío, una ventana nueva donde asomarme a encontrar otros caminos que necesito. Si usted anda a oscuras o levemente en las sombras, hoy descubrirá el milagro de la luz emanada de la tierra. Luz que, sin máscaras, por él ha sido sembrada.

Nació en Regla, La Habana, el 31 de enero de 1978. De formación autodidacta. Pertenece a la Asociación Hermanos Saíz desde el año 2000. Compone desde el año 1997 y comenzó a presentarse en público en la Peña de Cecilio Avilés. Ha participado en diversas actividades y proyectos culturales comunitarios.  Ha realizado espacios trovadorescos con carácter de anfitrión: Peña de Sirique, Galería de Arte Municipio Cerro; La trova del Patio; La nueva contada (como parte del proyecto Espejos) y Luz sobre luz.

Ha compartido escenario con los trovadores Charly Salgado, Yolo Bonilla, Lilliana Héctor y Ariel Díaz, entre otros. Realizó el video clip Fábula ecologista auspiciado por la fundación canadiense WWF. En el año 2006 recibió la Beca de Creación Sindo Garay que otorga el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau. Ha producido de manera independiente dos demos: Toxina y Luz de vida. Recientemente se presentó el CD Sembrando, grabado en vivo en el espacio Verdadero complot organizado por la AHS en el Centro Hispanoamericano de Cultura.


JESÚS ME DIJO 

- Yo estoy tocando…
Me dijo él. 
- Yo estoy tocando a la puerta de tu corazón día y noche.
Si tú me abres, yo entraré,
Te sentaré a mi mesa y contigo compartiré. 
El dejó en mí este ritmo tan descabezado, 
Que con las fuerzas de mi alma yo le alabo
y a ti te canto te canto con mi fe,
te canto te canto con mi fe,
te canto te canto con mi fe. 
- Yo voy al padre.
Me dijo él.
- Porque del padre he venido y al padre regresaré.
Soy el camino, ven sígueme.
Y la verdad nadie llega al padre si no es por él. 
El dejó en mí este ritmo tan descabezado, 
que con las fuerzas de mi alma yo le alabo
y a ti te canto te canto con mi fe,
te canto te canto con mi fe,
te canto te canto con mi fe. 
Se está acercando su tiempo y su bien, y lo veremos todos,
a cada lado sus ángeles y en las alturas su trono. 
Y cara a cara le alabaremos, multitudes en gran coro.
Eso me dijo y desde que lo sé te canto mi fe,
te canto te canto con mi fe. 
- Yo vengo pronto.
Me dijo él.
Más dejó en mí su espíritu moviéndose con poder.
Alzo mis manos en su nombre.
Y con mi vida por todo tiempo le alabaré, 
le alabaré, le alabaré.
Temas

01. Tema A guitarra limpia (Rey Guerra)
02. Deriva (Leyenda de un caminante)
03. Encrucijada
04. Marginado
05. Yamila
06. Mauro
07. Jesús me dijo
08. Perromanía
09. Clasificados (Ariel Díaz & Liliana Héctor)
10. Comercial
11. Otro encuentro
12. Tu corazón como impulso
13. Prefiero cantar
14. Trova sin escuela
15. Al mendigo
16. Sembrando

DESCARGAR • Mega

jueves, 23 de abril de 2015

Mario Levrero - 1982 - El lugar

Mario Levrero - 1982 - El lugar

Reseña

«El Lugar» un hombre se despierta en una habitación desconocida. Se halla acostado sobre el suelo, a oscuras, vestido con ropa de calle. De pronto, descubre alarmado que ignora cómo llegó hasta ese sitio. Pese a tratar de recordar, no puede. Su mente comienza a barajar una serie de hipótesis sin encontrar ninguna que se ajuste a la lógica de su situación. Entonces decide investigar. Tras examinar el sitio en donde está, sale de él y entra en otra habitación similar a la primera. La novela recuerda, en ciertos aspectos de su argumento, a la película de ciencia ficción El cubo, pero haciendo la salvedad de que, en este caso, Levrero publicó la presente obra en el año 1982, siendo el film citado producido en el año de 1997.

DESCARGAR • Mega [PDF]

Paquetito #0101 : Rubén Rada & Simone


Rubén Rada - 2014 - Tango, milonga & candombé


Simone - 1973 - Simone


Simone - 1977 - Face a face


Simone - 1980 - Simone


Simone - 1983 - Delírios e delícias

Mario Levrero - 1970 - La ciudad

Mario Levrero - 1970 - La ciudad

Reseña

El protagonista (del cual no sabemos casi nada, ni siquiera su nombre) se muda a una casa prestada, provisionalmente, en un lugar indeterminado, del que tampoco se nos informa. Como la encuentra en un estado general de abandono debido a que había estado muchos años vacía, sale a buscar provisiones a un almacén (que él recuerda haber visitado alguna vez, tiempo atrás, en compañía de un tercero), sin tener una noción clara de la dirección por donde queda. Sale a la calle y se pierde, cae la noche y queda a merced de la oscuridad y el silencio, envuelto en una súbita lluvia que lo empapa hasta los huesos. Para colmo, los barrios que transita no le dan ninguna orientación, ni para regresar a su casa, ni para alcanzar el almacén.

Aquí comienza una aventura onírica, sin asideros temporales ni geográficos, donde el absurdo parece reemplazar al sentido común de los pocos personajes con los cuales se relaciona durante toda la obra: el camionero, un ser desagradable y antipático que cumple misteriosos trabajos para una empresa desconocida; Ana, la mujer que, viajando junto al camionero, el protagonista conoce y queda perturbado desde el primer momento, entre la admiración y el desprecio; Giménez, el simpático encargado de una estación de servicio descomunal ubicada en un pueblucho por el que jamás pasa un auto; entre otros, son las escasas referencias con las que cuenta el héroe (y el lector) para tratar de interpretar la lógica de un mundo kafkiano que responde al azar de sus propios caprichos.

Durante gran parte de la obra, el protagonista intentará escapar del pueblucho al que arriba, abandonado por el camionero al costado de una ruta junto a Ana, quien parece vivir en sus suburbios. Este lugar, en tanto pequeño, gris, desolado y paupérrimo del que Levrero da cuenta, no obstante, es referido por Giménez, el encargado de la moderna estación de servicio, con el magnánimo mote de La Ciudad.

DESCARGAR • Mega [PDF]

miércoles, 22 de abril de 2015

Mario Levrero - 1986 - Caza de conejos

Mario Levrero - 1986 - Caza de conejos

"Nos gusta el conejo a las brasas, pero nuestra presa favorita es el guardabosques. Los conejos se cazan con paciencia y astucia, con trampas más o menos complejas de ramas y zanahorias; los guardabosques, en cambio, necesitan todo nuestro arsenal. El tiroteo duró hasta el anochecer. Cuarenta guardabosques desnudos colgaron finalmente de cuarenta horcas. Los cuervos les arrancaban los ojos y acudían las hienas al olor de la putrefacción. Los esqueletos de guardabosques colgaron durante años en las horcas, como ejemplo para otros guardabosques, y para los niños."
del interior

DESCARGAR • Mega [PDF]

lunes, 13 de abril de 2015

ADIOS : Galeano

ADIOS
E d u a r d o   G a l e a n o


Eduardo Germán María Hughes Galeano (Montevideo, 3 de septiembre de 1940 - ib., 13 de abril de 2015),1 conocido como Eduardo Galeano, fue un periodista y escritor uruguayo, ganador del premio Stig Dagerman. Está considerado como uno de los más destacados escritores de la literatura latinoamericana.

Sus libros más conocidos, Las venas abiertas de América Latina (1971) y Memoria del fuego (1986), han sido traducidos a veinte idiomas. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos y combinan documental, ficción, periodismo, análisis político e historia.
ADIOS EDUARDO GALEANO

1963 - Los días siguientes
1964 - China
1967 • Guatemala, país ocupado
1967 - Reportajes
1967 - Los fantasmas del día del león y otros relatos
1968 - Su majestad el fútbol
1971 • Las venas abiertas de América Latina
1971 - Siete imágenes de Bolivia
1971 - Violencia y enajenación
1972 - Crónicas latinoamericanas
1973 - Vagamundo
1977 - Conversaciones con Raimón
1978 • Días y noches de amor y de guerra
1980 • La canción de nosotros
1980 • La piedra arde (con Luis de Horna)
1981 - Voces de nuestro tiempo
1982 • Memoria del fuego I. Los nacimientos
1984 • Memoria del fuego II. Las caras y las máscaras
1984 - Aventuras de los jóvenes dioses
1985 - Ventana sobre Sandino
1985 - Contraseña
1986 • Memoria del fuego III. El siglo del viento
1986 - La encrucijada de la biodiversidad colombiana
1986 - El descubrimiento de América que todavía no fue y otros escritos
1988-2002 - El tigre azul y otros artículos
1962-1987 - Entrevistas y artículos
1989 • El libro de los abrazos
1989 - Nosotros decimos no
1990 - América Latina para entenderte mejor
1990 - Palabras: antología personal
1992 - Ser como ellos y otros artículos
1993 - Amares
1993 • Las palabras andantes
1994 - Uselo y tírelo
1995 • El fútbol a sol y sombra
1998 • Patas arriba - La escuela del mundo al revés
1999 - Carta al ciudadano 6.000 millones
2004 • Bocas del tiempo
2005 • Vagamundo y otros relatos
2006 - El viaje
2007 - Carta al señor futuro
2008 • Espejos. Una historia casi universal
2011 • Los hijos de los días
2013 • Entre los poetas míos... {digital}
2015 - Mujeres - Antología

viernes, 10 de abril de 2015

Ana Belén - single - 1964 - Eso que tú cantas-Qué difícil es tener 18 años

Ana Belén - single - 1964 - Eso que tú cantas-Qué difícil es tener 18 años

"Bien puede decirse, respecto a Ana Belén, que la canción tiene una nueva estrella. Sin promesas, puesto que a sus trece años, es ya una realidad."
de la contraportada

-.-

Ah, y por supuesto que esta primera aparición discográfica de Anita la posteo como una rareza, no por la música en si jejeje.

Temas

01. Eso que tú cantas
02. Qué difícil es tener 18 años

DESCARGAR • Mega