miércoles, 13 de agosto de 2014

Alí Primera - 9999 - No solo de vida vive el hombre

Alí Primera - 9999 - No solo de vida vive el hombre

A modo de Prólogo


Luego del revés de la lucha armada sufrida por la izquierda venezolana en la década de los 70´, surgió una nueva guerrilla, con otra estrategia, ahora armada de pinceles, cuatros, guitarras, muñecas de trapo, libros, cinceles y poesías. La resistencia política y moral de nuestro pueblo se sustentó en el amor y se consagró en la trinchera del arte comprometido por la revolución. 

Nombres como Alí Primera, Gloria Martín, Los Guaraguao, el Grupo Ahora, La Chiche Manaure, Tilo Clara, Carlos Ruíz, Jesús “Gordo” Páez, Lilia Vera, Carota Ñema y Tajá, Antonio Acosta Márquez, Orangel Lugo, El Grupo “Sobre las Tablas”, el originario Grupo Madera, El Chivato de la Playa, entre tantos otros y otras, resuenan en la memoria ética de esa resistencia popular que fecundaron el camino para continuar resistiendo, ahora de la mano de la Revolución Bolivarina y el ejemplo inmortal del Comandante Hugo Chávez.

Este folleto entra en la búsqueda de colaborar con la desmitificación de Alí, para mantenerlo en las calles con el pueblo. Tras su muerte física, hubo un intento de empaquetar su canto, edulcorar su militancia ideológica y política para convertirlo en un “santo ejemplar”, reduciendo su militancia revolucionaria a una simple expresión folklórica, un ungido sin rebeldía ni arrojo, un sumiso “artista nacional”. La derecha quiso homogenizarlo en sus estanterías discográficas, y aquellos que lo vetaban, sospechosamente vendían la idea de que “Alí Primera es de todos”.

Alí Primera es del pueblo trabajador, campesino, indígena y pescador, no de la oligarquía. Su mensaje político transformador siempre estuvo impregnado de una ética de clase definida: la proletaria. Él nos planteaba: “yo creo que aquí no ha habido sensibilidad. Debe haber algo en lo político, algo de entrañable, algo de ternura, que debe entrar en juego en la actividad política, porque la política en sí no es tan estéril, no es tan árida, tan pragmática, como la han querido presentar muchas veces...”. Y nunca ocultó su postura ideológica, se definió a sí mismo como un militante político que echaba mano a la poesía para contar a su pueblo; “Soy Cristiano y Comunista. Yo siempre he dicho me bendice Dios y me guían Bolívar y Marx”.

La realidad que vivió y conoció Alí hasta el 15 de febrero de 1985 ha dado un transcendental cambio. Tanto que ahora es más cierta la posibilidad de que llegue el día en que digamos “las canciones de Alí ya no están vigentes”. Eso significaría que los “Techos de Cartón” han sido transformados en el avance profundo de una sociedad la cual Alí apostó el alma, el Socialismo.

Nosotros cantores y cantoras, poetas y poetizas, pintores y pintoras, escultores y escultoras, obreros y obreras, campesinos y campesinas, estudiantes, en fin, creadores y creadoras de nuestro pueblo, asumimos la lucha y la continuación del ejemplo inmortal de nuestro padre cantor Alí Primera, despiertos y conscientes, afinamos guitarras, empuñamos las conciencias y cantamos por el avance de la Revolución Bolivariana y de la liberación de nuestra querida Patria Grande, eternamente bolivariana y, ¿por qué no? Primerista.

“No tendré peso político para tumbar gobiernos, pero carajo, a mí nadie me quita el pálpito de que aquí el pueblo alguna vez será gobierno.” 
Frente de Creadores Militantes

del interior
DESCARGAR • Adrive [PDF]

2 comentarios:

Ruben Antonio dijo...

Hermano. cómo descargo lo de Alí? ¿Podrás mandarme lo que tengas de él? Veo dos textos interesantes. Verbiclara me trajo nuevamente a Tiquicia.Un abrazo incansable Garabito.

Garabito dijo...

Hola Rubén... escribe a vamos.tiquicia@gmail.com por las instrucciones... Abrazo de vuelta!